Planifica tu viaje

Cómo planificar un viaje desde cero (Parte 1)

Planificar un viaje desde cero es una tarea ardua. Todos los amantes de los viajes hemos tenido también nuestra primera vez. Aquella primera vez donde tenemos que enfrentarnos con esto de planear un viaje desde cero. La primera vez que planeas un viaje, generalmente, te vuelves un rollo. No sabes por dónde empezar y disparas preguntas hacia todas partes recibiendo respuestas, muchas veces, contradictorias o que te confunden aún más. 🙁

Algunas veces todo se vuelve tan complicado que decidimos parar y dejarlo hasta ahí, artos, cansados y con desilusión. Es normal, es un nuevo reto pero que no es tan complicado como parece. Lo que sí requiere es tiempo. El proceso de planificar un viaje desde cero es a veces un poco largo, pero es muy divertido y emocionante. Desde ya empiezas a sentir la emoción del viaje. Empiezas a vivir viajando, pensando en tu viaje, planificando tu viaje, soñando tu viaje. Desde ya vives tu viaje!!.

Claro, cada uno tiene su manera de actuar y percibir las cosas. Cada uno puede tener su propio método o seguirlo en un orden diferente, pero aquí está el mío. Humildemente, basada en mi experiencia, aquí presento una lista de pasos a seguir: 

Lo mas importante de planificar un viaje

No, no son los billetes de avión, ni el pasaporte, ni el dinero. Lo primero que se necesita para planificar un viaje desde cero es decisión, una firme intención de hacerlo. Tienes que mirar dentro de tu corazón si de verdad es tu intención viajar y someterte a todas las cosas buenas y malas que se puedan presentar. Si estas dispuesto a invertir tu tiempo y tu dinero en ese nuevo proyecto. Si esto es un SI, pues adelante, vamos por el segundo.

Cómo elegir un destino de viaje?

Lo segundo que necesitas para planificar un viaje desde cero, obviamente, es elegir el destino. Esto te puede ayudar a fortalecer el primer punto que mencionamos. Un destino soñado, anhelado, te ayudara a tener una fuerte intención de realizarlo y tomar la decisión.

Hay muchas formas de elegir un destino de viaje. Puede ser que decidas ir a ese lugar porque queda cerca a tu ciudad, o porque sabes de antemano que es un lugar económico o simplemente porque toda tu vida has deseado conocer ese sitio. No importa el motivo, y la verdad tampoco el destino, con tal que te diviertas en todo el proceso que conlleva planificarlo y disfrutar por supuesto, del lugar en sí.

A partir de este punto puedes tomar un camino de decisión, entre ellos:

  • Puedes determinar tu presupuesto disponible para esta aventura. A partir de esto elegir un itinerario que se adapte al mismo.
  • O viceversa, puedes validar un itinerario determinado y después generar un presupuesto total.

Yo y creo que la mayoría de los viajeros, hacemos las dos cosas, poco importa el orden. Como no somos millonarios, hay que ajustar ciertas cosas de nuestro itinerario para acercarse mejor a un presupuesto válido para nosotros. Es todo un ciclo repetitivo, validar, calcular, ajustar y révalidar.

Cómo crear un itinerario de viaje?

Llegamos a la parte más complicada para muchos al momento de planificar un viaje desde cero, ¿cómo hacer un itinerario?, ¿qué cosas ver o no ver? ¿Qué ciudades visitar o cuales evitar? ¿Cómo empiezo? Aaaagghhhh

Bueno, aquí una sub-lista para ayudarte a desarrollar este punto crucial de la planificación de viajes:

1. Investigar, investigar y seguir investigando

Lo más sencillo es buscar información en blogs, foros, páginas web o en YouTube sobre el país o la ciudad que quieres visitar. O si eres de la vieja era puedes ir a una biblioteca y buscar las guías de viaje en papel. Alista papel y lápiz (o Word/Excel para las nuevas generaciones) para anotar los puntos a validar, a profundizar o que te han llamado la atención. 

Para todos los países ya hay unos itinerarios “predeterminados o más turísticos” que la gran parte de los viajeros hacen como recorrido base. Todos los blogs de viajeros tienen itinerarios que te contaran con detalle qué, cómo y cuando visitaron y recorrieron la ciudad elegida. Sin embargo, yo te recomiendo no leer solo uno, sino varios, mínimo 3, puesto que cada viajero tiene su propia joya escondida que ningún otro tiene, ese lugar hermoso que se adapta a tus gustos y que no es muy mencionado por los demás.

2. Analizar tus necesidades y gustos

Con los resultados de esta investigación ya tendrás una visión global de qué puedes ver y disfrutar de tu destino elegido. Sin embargo, no todos los sitios y actividades mencionadas en los blogs de viajeros deben hacerse al pie de la letra. Esto es lo mas divertido de planificar un viaje desde cero. Tú y solo tú eres el dueño de tu tiempo y de tus decisiones, así que puedes eliminar todas las ciudades, lugares o comercios que no te han llamado la atención. 

Personalmente, me gusta darle la oportunidad a todas las ciudades que pueda. Sin embargo, yo no soy muy de centros comerciales y compras, prefiero los lugares naturales, templos históricos y las comidas tradicionales. Pero como es tu viaje, mis gustos no forman parte de tu planificación. 😉

3. Determinar los lugares/actividades básicas o imperdibles

Esta parte ya la llevas muy adelantada si ya has pasado por el punto B, analizar tus necesidades. Es mejor tener una lista base de lugares y actividades imperdibles del destino, o si tienes algún sitio que siempre has querido asistir, inclúyelo en tu lista. Esta lista de lugares/actividades básicas te ayudara a determinar la cantidad de días en una ciudad y la época en la cual visitar el destino.

A esta altura de tu investigación, seguramente ya tendrás una lista bastante larga. Tal vez tengas que empezar a “diseccionar”/cortar para que se ajuste a tus días disponibles de viaje. Por supuesto, esto no quiere decir que en el momento de tu viaje tengas que seguir esta lista de lugares como en un supermercado, sin saltarte ninguna y corriendo para cumplir toda la lista del día, no, no. Esto es una base para determinar la duración en una ciudad.

También puedes tomar varios días libres en donde decidas dejarte llevar por el viento y caminar sin rumbo fijo por el lugar de tu preferencia. Personalmente, en la planificación de un viaje, yo hago algunos días según mi lista y dejo otros días disponibles para hacer ese tipo de actividad, caminar y dejarse llevar sin ninguna planificación. No te imaginas las cosas hermosas que se descubren de esta manera. Además, estás en más contacto con la parte real del lugar, su gente, su comida, sus costumbres y su ritmo de vida, es muy divertido.

4. Profundizar en el itinerario

Con esta investigación ya tendrás un itinerario de base con las ciudades que has decidido visitar. Sin embargo, puede que de tanto leer hayas descubierto un lugar interesante, pero con pocos detalles. Pues nada, vuelves a empezar una nueva investigación sobre este lugar específico, recuerda que si no es muy nombrado tendrás que hacer una investigación más a fondo.

Personalmente, lo primero que verifico es la facilidad de acceso con transporte público. Si es muy complicado, verifico qué es más eficiente, a nivel de precio y tiempo, visitar el lugar con una agencia de turismo local o por mis propios medios?. Además, valido las fechas durante las cuales el lugar estará abierto. Si hablamos de algún museo, parque natural o templo, en algunos sitios hay fechas de cierre por condiciones climáticas o por actividades que no permiten acceso al público y no queremos que te lleves una decepción .

Y voilà……ya tienes tu itinerario hecho, con ciudades, días de duración en cada una y una lista básica de actividades para hacer, sin embargo, la cosa no acaba aquí, no, no, no. Continuemos. 😀

Advertencia: Si has decidido viajar libre y feliz durante largo, largo tiempo, es seguro que este itinerario cambiara en el transcurso del viaje. O si lo que quieres es ir con el “flow” durante el viaje, no invertirás mucho tiempo en esta etapa de la planificación ya que tomaras decisiones a medida que las oportunidades aparezcan en el viaje.  Sin embargo, personalmente, me gusta una buena investigación para no perderme algo interesante porque no lo sabía de antemano. Peeerooo…..cada uno a su ritmo 

Cómo elegir las fechas de tu viaje?

Para elegir una fecha de viaje, puedes tomar uno de estos dos caminos de decisión:

  • Puedes buscar en internet y en tus blogs preferidos, la época en que el destino es más económico o su temporada baja. Sin embargo, debes analizar si tal vez tengas que sacrificar un lugar o una actividad que no estará disponible en esta época del año o si tendrás que sacrificar un clima benigno y deberás enfrentarte contra lluvias, monzones, temperaturas bajo cero, calor extenuante o días con pocas horas de luz.
  • O viceversa, puedes buscar la época en que tu actividad tan deseada o templo soñado está disponible y se acabó, ya tienes la fecha de tu viaje. Esta es la manera clara de elegir fechas para las personas que deciden ver el otoño en Canadá o Japón o ver el florecimiento de los cerezos en Japón, o quieren visitar Tailandia con mucho sol para disfrutar sus paradisíacas playas sin lluvias a la vista o algún festival que solo ocurre en primavera o en verano. Peeero,si tienes un objetivo principal durante tu visita que es determinado por la época, bueno, tendrás que asumir el precio, y hablo en serio referente al precio$$$$$$.

Validar la documentación necesaria

Algunos lugares solo van a pedir un pasaporte válido por 6 meses, otros necesitarán tramitar una visa desde el lugar de residencia, otros te tramitarán la visa al momento de llegada, etc. Los requerimientos van a cambiar dependiendo de nuestra nacionalidad y el tiempo de duración del viaje. Otros pueden tener avisos especiales de vacunas requeridas, sobre todo países con regiones tropicales. Pero básicamente, la documentación necesaria es:

1. Pasaporte

Primero que todo, si vas a salir de tu país tienes que tener un pasaporte válido. Debes verificar la fecha de vencimiento de tu pasaporte, siempre es mejor que sea válido durante los próximos 6 meses apartir de tu fecha de viaje. Si no es así, o aun no tienes tu pasaporte porque es tu primera vez, bueno, comienza los trámites ya!!, aunque por lo general no es un trámite largo, es mejor salir de ese pendiente rápidamente.

Los trámite son un poco diferente para cada país, tendrás que investigar dónde puedes hacer el trámite y la documentación exigida para ello. Tan solo ve a Google e investiga. Eso sí, no esperes mucho de la foto de tu pasaporte, la mayoría de nosotros quedamos con cara de sapo triste.

2. Visas

Cada país tiene diferentes requerimientos para permitir la entrada a su territorio. Visas, vacunas, tiempo de permanencia. Hay que validar todo esto para no llevarte una desilusión o un susto en el aeropuerto o en el tren cuando no te dejen entrar a tu destino.

Si tienes vuelos con conexiones, no olvides validar también las visas o permisos de transito de los países donde harás la conexión.

Puedes validar si tu nacionalidad requiere visa aquí. El sitio es en inglés, pero de fácil uso y no, no es un sitio solo para los estadounidenses, todos los países están en la lista desplegable de “For citizens of”, ósea tú y en “Traveling to” es decir tu destino. 😉

Sin embargo, yo te recomiendo que hagas una buena investigación con la embajada de tu destino elegido en el país donde resides. Nuestro amigo Google puede ayudarte con eso.

 Y por favor, no dejes esto para el último momento, algunos trámites pueden tomar bastante tiempo.

3. Vacunas

Algunos países como Brasil y Camboya van a pedir vacunas como la de la fiebre amarilla, la hepatitis, tétanos, etc.

Por lo general hay que administrarse estas vacunas con un mes de anticipación ya que algunas requieren más de una dosis. O si estas tomando medicamentos, en algunos casos se debe detener el tratamiento para poder aplicar la vacuna.

4. Seguro de viaje

En algunos casos, un seguro de viaje es exigido. Algunas veces lo verifican en el momento del tramite de inmigración y algunas veces no, como en el caso de Europa. El seguro de viajes es una muy buena opción sobre todo si viajas a un país donde los tratamientos médicos son costosos como es el caso de Norteamérica. Es mejor perder 60 o 100 dólares y no 5000 o 6000 en una cuenta médica.

Planificar un viaje

Cómo determinar el costo de tu viaje?

En esta etapa sigue el autodescubrimiento, el conocimiento de si mismo, por eso los viajeros decimos que viajar es algo necesario para conocerse. En esta etapa de la planificación, vas a tener que descubrir qué tipo de viajero eres, qué tipo de comodidades estas dispuesto a sacrificar y cuáles son tus prioridades en cuestión de viajes.

Al momento de planificar un viaje desde ceros, la parte de la planificación de costos es muy importante.

¿Deseas un viaje organizado, que te lleven y te traigan en la comodidad del desplazamiento en un autobús, con un guía que te diga que ver y que no, y (no lo voy a negar) con algunos datos interesantes? Si es un SI, bueno, creo que has perdido mucho tiempo leyéndome, debiste parar en el punto 2 y llamar a tu agencia de viajes de confianza, pero muchísimas gracias por tu atención y sigue pasando por aquí, también he hecho viajes como tú y quisiera compartirlos. 😉

Si la respuesta es un rotundo NO, eres de los que quiere recorrer las calles, bares, museos, parques y el más mínimo rincón de tu destino, entonces seguimos con el autodescubrimiento.

Decidir prioridades al planificar un viaje

Como mencionaba, vas a tener que decidir qué estás dispuesto a sacrificar: privacidad, comodidad, tiempo y/o dinero. O tal vez eres uno de los afortunados que no tendra nada que sacrificar..­…..que envidia!! Pero si estas en mi bando, en donde no podemos tenerlo todo pues hay que evaluar prioridades.

Si eres de los que no puede vivir sin una habitación y/o un baño privado (¡¡lo confieso, a mí me ha pasado más veces de las que debería confesar, mea culpa!!) o si tu objetivo es comer en restaurantes de renombre todo el tiempo, o hacer muchas compras, o quieres transportarte en la comodidad de un taxi y no en metros o buses repletos de gente, o quieres que tu hotel tenga un Spa donde relajarte, pues sacrificaras dinero y posiblemente tiempo de espera para cumplir tu viaje porque tendrás que ahorrar más.

Si por el contrario, lo que quieres es reducir los costos al mínimo posible y no te importa compartir habitación y baño con otras personas y te parece una buena oportunidad para socializar y conocer gente de todo el mundo, si te parece un buen plan comer donde comen los locales o en el puesto callejero que huele delicioso y utilizar transporte público te parece una aventura extrema y divertida, pues en ese caso sacrificaras un poco de privacidad y tal vez un poco de comodidad pero ahorraras dinero.

Como ves, tu presupuesto depende de tus gustos, prioridades y de los requisitos que necesites para disfrutar de tu viaje como tú lo deseas.

Costos de vuelos

Para ver vuelos puedes usar los famosos:

También puedes averiguar que aerolíneas viajan desde tu país a tu destino y buscar vuelos directamente desde la página de la aerolínea.

No olvides que las aerolíneas “low cost” cobran dinero suplementario por maletas en bodega (algunas hasta por maletas de mano), por elegir la silla, por hacer el check-in en el aeropuerto y no ofrecen ni agua durante el vuelo. Revisa todas las condiciones antes de comprar.

Costo de hoteles

Para ver hoteles y hostales puedes usar entre muchos:

Para elegir un hotel/hostal debes tener muy en cuenta su ubicación y los comentarios de otros huéspedes. El hotel puede ser suuper económico pero si debes hacer un trayecto de 2 horas o trayectos costosos para llegar a tu hotel no vale la pena. Para mí, lo más importante es la limpieza y la facilidad de transporte y esto te lo pueden decir los huéspedes con sus comentarios.

Recuerda, para validar hoteles y billetes de avión, es mejor que hagas tu búsqueda en una ventana de navegación privada y borrar tus cookies para ver tus diferentes opciones sin dejar rastro.

Costo de seguros

No olvides tampoco validar el costo de tu seguro de viaje. NUNCA pero NUNCA viajes sin un seguro médico de viajes, es mejor hacer un gasto antes de viajar que pagar 10 veces mas si un accidente sucede. ¡¡Nadie es intocable en la vida!!

Los otros seguros de viaje como de protección de equipaje, cancelaciones, etc…lo dejo a tu discreción, hasta el momento yo nunca lo he necesitado porque trato de viajar con un equipaje de mano y mi bolso personal, pero claramente el equipaje también cambia dependiendo del tipo de viaje que vayas a planificar.

Costo de visas y pasaportes

Recuerda validar el costo de las visas o permisos de transito que necesitas para el viaje.

Adicionalmente, tu pasaporte debe tener una vigencia mínima de 6 meses al momento de tu viaje. Para evitar dolores de cabeza, asegúrate que cumplas este requerimiento.

Costo de alimentación

Para evaluar el costo de alimentación es un poco más complicado. Todo depende del costo de vida del destino y el cambio de tu moneda original.

Para mí, es mas cómodo trabajar mi presupuesto en dólares americanos o en euros para transformarlo en mi moneda local y saber cuánto realmente voy a necesitar.

Personalmente, no voy a restaurantes de nombre o famosos, yo trato de ir a donde van los locales. Mis desayunos y mis cenas las compro en “tiendas de esquina” o en supermercados y generalmente salen a 5 dólares o menos. Los almuerzos son mi comida más “generosa” al cual le asigno entre 10 a 15 dólares. Pero como mencioné antes, puede ser más, puede ser menos. Todo depende del costo de vida de la ciudad y de tus preferencias.

Claro está que puedes dar un gustico de vez en cuando, pero hay que tenerlo en cuenta para tu presupuesto.

Costo de transportes terrestres

No hay que olvidar uno de los gastos más importantes a la hora de planificar un viaje, el transporte interno entre ciudades o en la misma ciudad.

Esto depende también del costo de vida de la ciudad. Tendrás que averiguar cuales son las empresas de transporte en la ciudad y validar sus costos. Google Maps también te puede ayudar con un aproximativo del costo de un trayecto determinado. Sin embargo, Google aun no está muy actualizado en el caso de ciudades pequeñas o no muy turísticas.

En resumen, para hacer tu presupuesto necesitas validar:

  1. Hoteles/Hostales
  2. Vuelo desde tu país al destino
  3. Transporte entre ciudades (Vuelos internos, trenes y/o autobuses)
  4. Transportes en el interior de las ciudades (metro, bus, tuktuk, taxi)
  5. Comidas diarias
  6. Entradas a sitios
  7. Seguro médico
  8. Pasaporte, visas y permisos de transito
  9. Recuerdos o souvenirs

Suma, suma y sigue sumando. 😉


Y esta es la primera parte de “Planificar un viaje desde cero”, pero falta más……… uff no te agobies, no te agobies.

Viene lo más interesante, lo más excitante antes del viaje, falta la parte de la acción. Ya está todo en papel, está el modelo, el mapa escrito de tu viaje peeerooo, aun no tienes el viaje en concreto, no tienes reservas, no tienes transporte, no tienes maleta….uff, aún hay mucho por hacer, así que prepárate porque la toma de decisiones sigue, el autoconocimiento como viajero sigue, planificar un viaje desde cero no para aquí, esto continua….sin embargo, yo, voy a detenerme por el momento aquí para que no te me agobies. Vamos a ir por partes, de a pocos porque esto es Viajar poco a poco. 

Buena planificación y muy muy buen viaje 

Entradas creadas 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba