Torres del Pain Chile

Puerto Natales y las Torres del Paine

Puerto Natales se ha convertido en un hermoso y tranquilo punto de base para ver las Torres del Paine. Debido al poco tiempo que teníamos en nuestro recorrido (y al mal estado físico jeje), decidimos tomar una excursión rápida de un día para ver las Torres del Paine. Sin embargo, hay excursiones de varios días que te llevan hasta las mismas entrañas de las Torres del Paine.

Tomamos la excursión de todo el día organizada por nuestro hostal Lili Patagonico’s en Puerto Natales. Salimos temprano en la mañana en una pequeña van con otras 6 personas, en total éramos 10 personas. El costo de un excursión de este tipo oscila entre 40 a 70$Usd.

Si quieres saber cómo llegar a Puerto Natales, puedes ver la entrada de Punta Arenas a Puerto Natales

Qué ver en Puerto Natales?

Cueva del Milodón

Comenzamos visitando la Cueva del Milodón a solo 24 kilómetros de Puerto Natales y declarado monumento nacional. En ella, según la historia, vivieron enormes animales, ya extintos, como el milodón y jaguares. Una estatua de un milodón, a tamaño real, se encuentra dentro de la cueva la cual tiene una entrada enorme. Adicionalmente, la cueva esta rodeada por una hermosa naturaleza y un trekking muy recomendable, cuenta también con un pequeño museo  donde te explican toda la historia de nuestro famoso Milodón.

Cueva del Milodón

Parque Nacional de Torres del Paine

Glaciar Grey

Después nos dirigimos hacia el fabuloso Glaciar Grey. Dentro del parque de Torres del Paine (el cual es inmenso, necesitarías varios días para recorrerlo), hicimos una pequeña caminata de unos 30 min (a paso tortuga) por entre un bosque para llegar a la orilla del lago Grey en donde puedes admirar los trozos de hielo enorme que se despegan del glaciar y van flotando hasta la orilla, un espectáculo impresionante, sobretodo si es la primera vez que ves un glaciar, como yo. Otra vez, una nueva primera vez 😉 (Viva la ves y la vez!!!)

Nos permitieron 40 min para disfrutar este paisaje, el lago, su playa de pequeñas piedritas, los bloques de hielo, el glaciar a lo lejos, y el bosque a su lado. De ahí, a comer!!!.

Miradores de Torres del Paine

Como el presupuesto era apretado, decidimos hacer unos sandwich=emparedados=bocadillos de jamón y queso para nuestro almuerzo y ha sido el almuerzo con la mejor vista de mi vida….voilà

Claro que si eres de mayor presupuesto, hay un restaurante justo al frente donde puedes almorzar con la misma vista y resguardado del viento que nos voló los platos y vasos de la mesa. Tranquilos! Logramos atraparlos y no quedaron dispersados por la naturaleza. Por eso mi recomendación es mejor utilizar un termo para transportar tu bebida mas fácilmente y para que no vuele por los aires, así no existirá el peligro de dejar plásticos en semejante joya de la naturaleza (No al plástico!!)

Y seguimos la ruta hacia los miradores de las Torres del Paine (porque son varios), pasamos por hermosos paisajes, llenos de montañas con sus cimas llenas de nieve junto a lagos azules y verdes. Si no hubiésemos ido en una excursión creo que no hubiésemos tenido tiempo para ver mucho, ya que en cada parada nos quedábamos embobados mirando semejantes paisajes.

Aquí pido disculpas por no ser una fotógrafa muy capaz, porque no podré transmitir con el lente de mi cámara chichipata = barata, lo que realmente vieron mis ojos. Por eso los invito a no poner más excusas y lanzarse a descubrir Argentina y Chile, no se arrepentirán. 

Durante la ruta, pasamos por muchos de los miradores de Torres del Paine, porque hay varios, entre ellos en el lago Pehoé, el mirador de los lagos, mirador Cuernos del Paine y Lago Sarmiento.

Todos y cada uno de estos miradores tiene una vista maravillosa de las Torres del Paine, puedes hacer todo un fotoestudio 🙂

Naturaleza en el Parque Nacional de Torres del Paine

Pero no hay que olvidar la hermosa fauna que vive en esta cadena montañosa, y aquí les presento un modelo experimentado que encontramos. No se inmutó ni un poco a pesar que tenia tres cámaras a la vez tomándole fotos.

Tengo que decir que había un joven muy insistente, quien buscaba el mejor ángulo del animalito, creo que ya se pasaba un poco porque se acercaba demasiado y estuvo molestando al pobre zorro como 15 minutos, hey!!, a ti no te gustaría estar tomando tu siesta y tener a un personaje durante 15 minutos a menos de un metro tuyo disparando una cámara fotográfica, respetemos la naturaleza un poco por favor!

Entre tanto, nos encontramos por la carretera estos simpáticos animalitos que parecen llamas pero se llaman Guanacos. Como pueden ver, ellos son también, unos ya muy experimentados modelos para las fotos de los turistas. 

Y bueno, así culminó nuestra excursión de todo el día, llegando a la hora de la cena a Puerto Natales y comiendo unas buenas tapas de berenjena 😉 en un restaurante que me recordó la cocina de mi abuela. Estaba decorado con solo antigüedades, muy mono.

Y sí, de nuevo mi memoria me falla y no recuerdo el nombre del restaurante, pero bueno que quieren? esta pobre anciana estaba disfrutando tanto que olvidó tomar nota de muchas cosas, ruego me perdonen 🙁

Próxima entrada: Día 11 De Puerto Natales a El Calafate por tierra

Entradas creadas 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba